5 malas prácticas que debe evitar para no fracasar al desarrollar un software a la medida

Publicado por Randall Chacón

Descargue gratis la guía básica que le ayudará a determinar si necesita un nuevo sistema a la medida en su empresa

Descargar ahora

 

Una de las preguntas más frecuentes en los encargados del área de TI de una organización es “¿por qué fracasan los proyectos de desarrollo de software a la medida?”, “¿qué causa que un proyecto de software fracase?”, o bien, "¿qué provoca que un desarrollo a la medida no sea exitoso?".

 

Lo cierto es que existe más de una causa o mala práctica, a continuación enumeramos las más frecuentes.

 

5 malas prácticas que causan el fracaso de un desarrollo de software a la medida

 

5 malas prácticas que debe evitar para no fracasar al desarrollar un software a la medida

 

1. Pobre o nula participación de los usuarios expertos del negocio

 

Generalmente, los proyectos de desarrollo de software a la medida fallan por la carencia de una visión y definición de requerimientos provenientes de las personas que conocen el alcance de la iniciativa y su impacto en el negocio.

 

Una buena definición de involucrados o stakeholders y su compromiso con el proyecto le ahorrará muchos dolores de cabeza y facilitará la aceptación de los productos finales.

 

2. No contar con un marco de trabajo adecuado para la administración del proyecto

 

Hoy en día se habla de procesos de desarrollo ágiles para referirse a marcos de administración de proyectos, sin embargo, en la práctica, muchas organizaciones cuentan con marcos de trabajo que dejan cabos sueltos, por lo que siguen sin tener un proceso que les asegure que el proyecto se gestiona y controla eficientemente para producir los resultados apropiados o esperados.

 

En palabras más sencillas, el éxito de un proyecto de desarrollo de software no solo se logra con personas que se ponen la “camiseta #10” y se echan el equipo al hombro.

 

Se necesita un marco metodológico que permita que cada proyecto pueda ser manejado de una manera similar para que los resultados sean predecibles y medibles.

 

Por tanto, dicho proceso debe contar con un marco para la priorización del trabajo y la toma de decisiones, claridad en los roles, entregables que agregan valor, una metodología de gestión del riesgo y una medición del avance.

 

3. Diseño deficiente de la arquitectura

 

En general, se ha constatado que los equipos de TI son muy optimistas en cuanto a las soluciones a desarrollar, pero un ingrediente clave es una pizca de cautela y una cucharada de análisis en aquellos aspectos técnicos que requieren soluciones específicas diferentes a las que ya se han desarrollado y probado.

 

Temas como el rendimiento, manejo de volúmenes de datos, integraciones a otros sistemas, seguridad, escalabilidad, elasticidad de la solución, nuevas tecnologías, entre otros, requieren pruebas de concepto, validaciones, identificación de patrones o soluciones adaptadas a la organización y un diseño a conciencia.

 

4. No se invierte tiempo ni recursos necesarios para un buen control de calidad

 

Probablemente este aspecto va de la mano con una mala estimación, que lleva a compromisos con fechas de salida que no son realistas y, por tanto, para cumplirlas se tienen que recortar las actividades de pruebas necesarias.

 

Esto conlleva que problemas que pueden ser críticos se detecten por los mismos usuarios en su mismo lugar de trabajo o por clientes finales, con las consecuencias que esto puede significar para la organización.

 

5. Preocuparse por el resultado y no por el recurso humano

 

Las organizaciones están cada vez más conscientes de que los equipos de alto desempeño son los que hacen la tarea y logran desarrollar sistemas que satisfacen necesidades de los usuarios. Entonces, estos mismos usuarios se identifican y se vuelven parte de estos equipos, lo que vuelve exitoso un proyecto de desarrollo a la medida.

 

Sin embargo, si cuenta con recurso humano desmotivado y por ende, no comprometido con el proyecto, siempre tendrá una de las causas de fallo o de problemas en los resultados finales de los proyectos.

 

Recuerde que, sin importar el tamaño del software que su organización tiene en el portafolio de proyectos para desarrollos a la medida, si las malas prácticas antes mencionadas no se analizan con el fin de evitarlas, sus consecuencias pueden llegar a ser muy graves al punto de que la organización puede verse obligada a cancelar proyectos o tener pérdidas de todo tipo, pero si se abordan con seriedad se pueden lograr excelentes resultados a corto plazo y con un alto impacto.

 

A continuación le dejamos el enlace del descargable gratuito que le ayudará a determinar si necesita o no un nuevo sistema a la medida.

 

Guía gratuita descargable  Para determinar si necesita un nuevo sistema a la medida  Obtener guía